Cuáles son los ingredientes básicos para preparar un risotto

Los ingredientes básicos e indispensables del risotto, que se repiten en todas las recetas, son muy pocos y seguro que normalmente los tienes en casa, por lo que preparar un risotto no te será difícil si sabes cómo.

Los ingredientes básicos del risotto

  • Arroz
  • Mantequilla o aceite
  • Cebolla (o ajo, chalota, puerro…)
  • Caldo
  • Vino (opcional)
  • Queso parmigiano (opcional)

El arroz

El ingrediente principal del risotto es claramente el arroz. La elección del tipo de arroz es fundamental, tendremos que utilizar una variedad con mucho almidón que le dará la cremosidad especial que caracteriza este plato. En Riso Scotti, una de las marcas más queridas por los italianos, encontrarás tu mejor aliado para su preparación, ya que seleccionamos cuidadosamente las variedades de arroz más adecuadas para ello, con un alto porcentaje de almidón, que le confiere una textura melosa extraordinaria. El arroz italiano “arborio”, de grano largo y fino (llamado en italiano superfino) específico para risotto, te permitirá realizar en solo 15-18 minutos unos de los platos más apreciados de la cocina italiana.

La mantequilla

Otro ingrediente esencial en un buen risotto es la mantequilla. Las regiones del norte de Italia, de donde procede tradicionalmente este plato, son las que más utilizan este ingrediente en la cocina. La mantequilla se usa tanto para el sofrito inicial como una vez terminada la cocción del arroz, para darle el toque final de textura cremosa, operación que en italiano se llama “mantecare”. En todo caso, si se quiere aligerar el plato, se puede sustituir la mantequilla, parcial o totalmente, con aceite de oliva virgen extra, reduciendo sólo en parte su cremosidad.

La cebolla

El sofrito es el punto de partida de toda receta de risotto auténtico. El ingrediente más utilizado tradicionalmente en Italia para el sofrito es la cebolla, aunque podremos utilizar ajo, chalota o puerros, picándolos muy finos, o combinar algunos de ellos entre sí.

El vino

Otro ingrediente importante para triunfar con un risotto, aunque no imprescindible, es el vino. Normalmente se utiliza un vino blanco seco para hacer lo que en italiano se denomina “sfumare”: después de haber tostado el arroz durante unos minutos en el sofrito, se añadirá el vino, dejándolo evaporar hasta que pierda el olor a alcohol. Como alternativa al vino blanco, se puede utilizar también el vino tinto, aunque en este caso habrá que tener en cuenta la coloración que dará al risotto. Existen recetas que contemplan incluso el uso de champagne o cava.

El caldo

Una vez evaporado el vino se rehogará el arroz arborio junto a los ingredientes adicionales que llevará cada receta (verduras, carne o pescado) y se irá añadiendo poco a poco el caldo caliente, intentando que durante la cocción el arroz no se quede ni demasiado seco ni demasiado “ahogado”. El caldo es uno de los ingredientes determinantes del risotto, por eso te recomendamos cuidar su elección, ya que los arroces específicos para risotto tienen una gran absorción de líquidos y el sabor del caldo influirá enormemente en el resultado final.

El queso parmesano

Al final de la cocción se procederá, como hemos dicho, a “mantecar”. Para esta fase, además de un pequeño toque de mantequilla o de aceite de oliva, se suele añadir uno de los ingredientes fundamentales de la cocina italiana: el queso parmigiano reggiano rallado, que añadirá un sabor excepcional y todavía más cremosidad a la receta. Se puede sustituir el más tradicional queso parmigiano por un queso grana padano, de textura y sabor parecido, u optar directamente por otros quesos de texturas y sabores diferentes, como por ejemplo un queso manchego, gorgonzola, mozzarella… e incluso nata, aquí también entra en juego la fantasía y las ganas de experimentar de cada uno. Lo que sí será importante tener en cuenta es el punto de sal de cada queso utilizado, ajustando y, en caso necesario, rebajando la cantidad de sal de la receta. Hay que saber que, por costumbre, en Italia no se suele añadir queso a los platos que lleven pescado y marisco.

Con tan sólo 5 o 6 ingredientes básicos podremos hacer un risotto de forma fácil y en poco tiempo. Partiendo de estos ingredientes de base, se podrán realizar de forma sencilla una infinidad de recetas de este delicioso plato de la gastronomía italiana, deberás solo añadirles los ingredientes adicionales que llevará cada receta (verduras, carne o pescado).

Risotto-arroz-sofrito