Cómo preparar un risotto de verduras

El risotto con verduras es una receta que nos puede sacar de más de un apuro. Más de una vez se nos han presentado invitados sorpresa a casa y nos hemos encontrado con el dilema de no saber qué preparar. Abrimos la nevera, y sólo encontramos unas pocas piezas de verdura que tenemos que consumir pronto, y que por sí solas poco nos pueden ayudar, pero integradas en un risotto se convertirán en un delicioso y nutritivo primer plato que seguro gustará a todos.

El risotto tiene fama de ser un plato exigente, pero una vez que comienza la preparación no lleva más de 30 minutos llevarlo a la mesa. El risotto es fácil y rápido de preparar, justo lo que necesitamos y además en este caso, muy económico.

El risotto de verduras por su aspecto colorido y alegre, es además un plato ideal para los niños y una forma de ayudarles a comer esas verduras que tantas batallas han supuesto en casa. Si aprovechas además las verduras que la temporada te ofrece, acertarás y garantizarás la frescura de la receta. En esta ocasión hemos seleccionado la zanahoria y la berenjena, para acompañar a la cebolla y el ajo que usaremos de base, cocinándolas previamente antes de integrar el arroz en el proceso. Aromatizaremos el conjunto con el aromático azafrán, que además le añadirá un bonito color al risotto.

Esencial en esta receta de risotto con verduras es el queso parmigiano, que se integrará justo al finalizar la cocción, aportándole cremosidad y un sabroso punto salino al conjunto. En esta ocasión hemos sustituido la mantequilla por un buen aceite de oliva. Sabor mediterráneo garantizado.

Risotto-de-verduras-

Receta de risotto de verduras con queso parmigiano

Ingredientes para el risotto:

400 gr. de arroz para risotto Scotti
1 cuña de 250 gr. de queso parmigiano
1 berenjena
1 cebolla
2 zanahorias
3 dientes de ajo
Hebras de azafrán
1 litro de caldo de verduras o de ave
Aceite de oliva
Sal
Pimienta blanca

Elaboración del risotto:

Pela y pica muy menudas la cebolla, los ajos y las zanahorias. Corta la berenjena en dados. En una cazuela o sartén antiadherente con base ancha y bordes de media altura, añade 4 cucharadas de aceite y pocha las verduras a fuego suave para que no se quemen, hasta que la cebolla esté transparente.

Añade las hebras de azafrán y el arroz para risotto Scotti, tostando el grano a fuego medio-alto entre 4-5 minutos, removiendo constantemente. Notarás que está listo porque comenzará a ponerse transparente.

Llegado este punto, baja el fuego de nuevo. Es el momento de que añadas el caldo bien caliente, poco a poco, ayudándote de un cucharón y removiendo constantemente. Deja cocinar antes de incorporar cada toma de caldo, vigilando que la textura quede cremosa, ni muy seca ni muy húmeda. El proceso completo durará entre 15-18 minutos. En la última de las tomas de caldo es el momento de salpimentar, pero ten en cuenta que vas a usar un queso especialmente salado, para ajustar la cantidad de sal.

Cuando el arroz para risotto Scotti esté en su punto, al dente, retíralo del fuego y añade dos cucharadas de aceite de oliva y 2-3 cucharadas de queso parmigiano rallado, removiendo vigorosamente para que se amalgamen todos los ingredientes.

Tapa y deja reposar un par de minutos. Decora con unas lascas de queso parmigiano para servirlo.

¡Disfruta de un estupendo risotto de verduras!