Cómo preparar un risotto a la mantequilla de carabineros

Cada cierto tiempo surgen momentos en los que te apetece invitar a tu familia o amigos más cercanos, ocasiones en las que quieres cocinar para ellos y brindar por alguna buena noticia o porque las fechas lo merecen, como las celebraciones que ahora se acercan. Para esos encuentros hoy te sugerimos una receta muy especial: risotto a la mantequilla de carabineros.

Y es que un ingrediente como este marisco merece un plato donde su gusto destaque. Ya sabes que las cabezas de los carabineros sueltan muchísimo sabor al cocinarlas, y en este caso, mezcladas con el resto de ingredientes y el arroz carnaroli, que se distingue por su capacidad de absorber el líquido en el que se hace, obtendrás un delicioso resultado con el que sorprenderás a tus invitados.

risottocarabinerosinterior

Receta de risotto a la mantequilla de carabineros

Ingredientes

300 g de Arroz Carnaroli para risotto de Scotti

1 cebolla

3 dientes de ajo

1 pimiento rojo

Pimienta en grano machacada

8 carabineros

1 cucharada de concentrado de tomate

1 tomate

75 g de mantequilla

50 ml vino blanco

50 ml de brandy

1200 ml de fumet de pescado

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Elaboración

Calienta aceite de oliva en una cazuela. Añade la cebolla y el ajo picados finamente.

Incorpora el pimiento rojo y la pimienta machacada y deja cocinar todo junto hasta que estén pochados.

Añade las cabezas de los carabineros y aplasta un poco para que suelten su jugo.

Agrega el concentrado de tomate para ligar y el tomate pelado y picado fino.

Después, incorpora 25 g de mantequilla. Añade el vino blanco y el brandy. Flambea.

Incorpora el arroz y remueve unos segundos. Salpimienta.

Moja con el caldo caliente y ve añadiendo cazos de caldo durante toda la cocción a medida que se vaya evaporando.

Deja cocinar entre 16-18 minutos.

Un minuto antes de finalizar la cocción del arroz, agrega los carabineros troceados.

Retira del fuego y deja reposar tapado durante 2 minutos.

Añade el resto de la mantequilla cortada en cubitos y remueve hasta que se funda y se mezcle.

Puedes decorar colocando encima un carabinero hecho a la plancha.

Como ves, lo más importante de este risotto con marisco es el caldo, la mezcla de verduras junto con el toque dulce del vino y la sutileza del brandy flambeado aportará el sabor para que tu arroz quede riquísimo. El paso final para redondearlo es la mantequilla al terminar la cocción, que le dará la cremosidad característica a tu preparación.

En estas fechas un arroz con marisco puede ser la receta ideal para las fiestas, es fácil de hacer, no toma mucho tiempo y lo más importante, hará que tus invitados se chupen los dedos. ¡Que lo disfrutéis!