Prepara un exquisito risotto de alcachofas a la siciliana

Un risotto puede ser una excelente opción a la hora de comer saludable y sabroso al mismo tiempo. Si añades a los ingredientes básicos unas verduras de temporada y de buena calidad, puedes obtener un plato exquisito que le gustará a todos los invitados, además de ser una genial opción si se sienta a la mesa algún vegetariano. Por eso te contamos hoy como elaborar una receta de risotto con alcachofas a la siciliana.

Ya sabes lo buena que están las alcachofas. Su delicado sabor ha hecho que se conviertan en uno de los vegetales con más éxito, y son uno de los ingredientes básicos de la cocina italiana. En esta ocasión, te proponemos prepararlas a la siciliana, es decir, rehogadas en aceite con cebolla y ajo, y comprobarás como aportan un toque diferente a este risotto. Por supuesto, recuerda usar un grano especial para tu preparación como el arroz carnaroli, el favorito de los chefs para el risotto por los resultados que ofrece.

Es una receta muy sencilla de preparar en casa y que no te llevará mucho tiempo. La clave para que te salga un risotto perfecto está en utilizar ingredientes de calidad y frescos, y en preparar previamente (aunque también puedes comprarlo) un caldo de pollo que aportará mucho sabor al plato y hará las delicias de todos tus comensales.

Preparar una receta deliciosa de risotto en casa es mucho más sencillo de lo que piensas. Con unos ingredientes sencillos, un buen arroz y esta receta paso a paso solo tienes que decidir que día quieres invitar a tus amigos o familiares para sorprenderles con esta receta de risotto de alcachofas a la siciliana.

Risotto de alcachofas a la siciliana

Receta de risotto de alcachofas a la siciliana

Ingredientes

300 g de Arroz Carnaroli para risotto de Scotti

1 cebolla

3 dientes de ajo

750 g de alcachofas

100 ml vino blanco

1,2 l de caldo de pollo

100 g de mantequilla

150 g de queso parmesano rallado

Aceite de oliva virgen extra

Pimienta

Sal

Elaboración

Limpia las alcachofas y córtalas en cuartos. Ponlas en un bol con agua y unas gotas de limón para que no se oxiden. Reserva alguna de ellas para la decoración.

Calienta aceite de oliva en una cazuela, añade la cebolla y el ajo picados finamente.

Agrega las alcachofas y rehoga hasta que se doren.

Incorpora el arroz y remueve unos segundos.

Añade el vino blanco y cocina durante 5 minutos para que se evapore el alcohol.

Salpimienta.

Moja con el caldo caliente y ve añadiendo cazos de caldo durante toda la cocción a medida que se vaya evaporando. Deja cocinar unos 18 minutos.

Retira del fuego y deja reposar tapado durante 2 minutos.

Añade la mantequilla cortada en cubitos y remueve hasta que se funda y se mezcle.

Sirve con el queso parmesano rallado por encima y, si lo deseas, decora con unas láminas de alcachofa a la plancha.